Las Férulas de descarga te permiten proteger tus dientes durante los momentos de bruxismo que ocurren durante la noche, más concrétamente en la fase REM del sueño

Las férulas de descarga se confeccionan siguiendo los protocolos de Míchigan. De esta forma, durante el apretamiento de los dientes, la mandíbula queda en una posición centrada respecto al resto de estructuras musculares y articulares.

Para la correcta confección de la férula utilizamos un arco facial que colocamos a nivel de tus conductos auriculares. Con esta medida se podrá ajustar correctamente la férula durante el proceso de elaboración.

Aunque durante el sueño tiendas a ir a un lado con la mandíbula o hacia adelante o hacia atrás, la férula dirigirá la mandíbula hasta una posición en armonía con el resto del sistema bucodental.

Normalmente las férulas de descarga están indicadas cuando:

  • Dolores de cabeza, cervicales o musculares recurrentes que aparecen a primera hora de la mañana.
  • Sensibilidad generalizada asociada al bruxixmo.
  • Desgaste dental muy rápido donde se empieza a exponer la dentina

Con la entrega de la férula se incluyen 3 revisiones el primer año. En estas revisiones chequeamos los patrones de apretamiento de cada paciente para poder restablecer el patrón céntrico en caso de haberlo deformado. De esta forma queda estabilizado un patrón oclual correcto para los años sucesivos en los que utilice la férula.

Para el correcto mantenimiento en casa de la férula hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Lavar cada mañana con cepillo de uñas y jabón de ph neutro
  • No debe ponerla a hervir
  • Guardarla en la caja en la que te la entregamos para que no se pierda, no se caiga y no puedan acceder a ella las mascotas
  • Puedes ayudarte de pastillas de limpieza de prótesis para una limpieza en profundidad
  • Acudir a la clínica a un reajuste anual tras el primer año