Dolor cervical por desgaste excesivo de dientes anteriores y diseño con porcelana E-Max para remitir el dolor y mejorar la estética dental

En el siguiente surgió a raíz de un dolor que se había establecido en el cuello de la paciente.

Al estudiar su mordida, montando su boca en un articulador semiajustable, se manifestaron claramente interferencias cuando la paciente llevaba su mandíbula hacia adelante. Viendo el mayor desgaste en estos dientes en comparación con el resto, es evidente que este tipo de movimiento eran muy habituales, sobretodo por la noche.

En la siguiente imagen se puede observar que al adelantar la mandíbula, los dientes anteriores no tocan por estar muy desgastados y en consecuencia se carga en las piezas posteriores la tarea de frenar los movimientos excéntricos.

 

Si observamos los dientes veremos que de canino a canino son finos y largos y los premolares y molares cortos y anchos. A grandes rasgos los primeros orientan los movimientos de trituración y los segundos trituran el alimento, los primeros utilizan un músculo de precisión y poca fuerza (temporal) y los segundos uno muy fuerte y rudo (masetero). Cuando a los segundos les toca hacer la tarea de los primeros utilizan más fuerza de la necesaria. Los dolores de cabeza (temporal) y/o de cuello (masetero) pueden deberse a una sobrecarga por bruxismo.

En el encerado se establecen las relaciones interdentarias perdidas. Reconstruí anatomía con composite siguiendo el patrón del encerado. Tras el tratamiento se puso para dormir una férula fina en vez de la férula Míchigan que utilizaba anteriormente. El dolor remitió.

Unos años después decide cambiar estas reconstrucciones de composite por carillas de porcelana, concrétamente de disilicato de litio con tecnología cad-cam, también llamadas carillas E-max.

Entonces preparé dientes y pongo fundas provisionales siguiendo el patrón encerado y compruebo encías y oclusión. Corregí asimetrías con gingivectomías en lado derecho. Se corrigen otros ángulos y formas en los mismos provisionales según criterio de la paciente y el mío para que la porcelana no tenga que ser modificada una vez hecha (También son útiles los provisionales para evitar la sensibilidad del paciente en los dientes tallados y por razones estéticas mientras dura el tratamiento).

Llegan las carillas E-Max con igual forma a los provisionales, comprobamos color con gel de igual color al cemento y las cemento definitivamente.

En la siguiente cita para hacer la férula nocturna, descubrimos que en ciertos ángulos el color de la porcelana de los incisivos se veía grisáceo. Retiré las carillas desgastándolas ya que una vez cementadas no es posible despegarlas.

Se tomó el color con dispositivos especiales y finalmente se cementaron definitivamente dando un resultado natural, blanco y fresco.

 

 

Su oclusión queda corregida de forma altamente estética. No obstante su bruxismo puede desplazar los dientes de la misma forma que un día los desgastó, si sucediera esto podrían volver los dolores cervicales por lo que se pone férula fina de protetucción nocturna.

 

Tratamiento realizado por Laura Tezza Lusardi