Cirugía maxilar para corrección de clase III esquelética.

El presente caso tiene más de 20 años de antigüedad, actualmente y debido a los resultados, el cirujano maxilofacial que realizó la cirugía, el Dr. J. Francisco Ballester Ferrandis, sigue utilizando la mísma técnica ( Lefort I ) casos de clase III esquélética sin posibilidad de corrección únicamente ortodóntica.
En las fotos siguentes aparecen los pasos que se fueron siguiendo.

  • Primero se exploró la situación bucodental del paciente, que fue montada en articulador semiajustable ( para obtener relación de los dientes con el hueso maxilar y la articulación temporomandubular).
  • Después se puso una prótesis removible provisional superior y braquets inferiores.
  • Se procedió a descubrir, desde el interior de la boca, el hueso maxilar para desarticularlo del resto del cráneo (El maxilar y el cráneo tiene al menos 4 puntos de contacto, solo cicatrizan esos 4 puntos, el resto es fibrosis).
  • Se reposiciona anteriormente el maxilar hasta la posición adecuada.
  • Se estabilizan los dientes mandibulares a los maxilares mediante brakets y alambre y por último se fija el hueso maxilar en su nueva posición con 4 tornillos y 4 miniplacas.

En esta intervención se utiliza anestesia general y el posoperatorio conllevará una alimentación líquida o en papilla hasta que se forme el nuevo hueso que una las estructuras óseas. El hueso tarda de media en formarse 3 meses pero se puede comenzar a ingerir alimento sólido antes, con ciertas precauciones. También será necesario un tratamiento ortodóntico con brakets de unos 18 meses de duración aproximadamente.
En este caso, este tratamiento quirúrgico es el único tratamiento posible para lograr la oclusión de los dientes anteriores.

20170125_171258

 

 

20170126_090804

 

 

Los dientes anteriores tienen una función diferente a los posteriores. La lesiones en los dientes influyen en el estado de la articulación temporomandibular y de los músculos de la cabeza y el cuello. Si una clase III pronunciada, como la anterior, no da problemas estéticos, articulares, musculares o dentales la mejor opción es la prevención.