La insuficiencia cardíaca ocurre cuando el corazón es incapaz de mantener el volumen/minuto de sangre para las necesidades tisulares del organismo. El organismo compensa esta falta de contractilidad cardíaca aumentando la eliminación de agua (para que el volumen de sandre sea menor y por tanto más fácil de mover) y aumentando la frecuencia de las contracciones cardíacas (taquicardia).

El enfoque farmacológico se centra en aumentar la contractilidad cardíaca y mejorar el rendimiento hemodinámico.

Aumento de contractilidad cardíaca:

–Bloqueando ATPasa Na+/K+ de forma reversible actuando en consecuencia en el intercambiador Na+/Ca+.Glucósidos digitálicos ; Digoxina.

–Con antagonistas β¹-Adrenérgicos: (Actuan sobre AMP cíclico); Dobutamina, Dopamina. Coropres®, Bisoprolol®.

–Inhibiendo la fosfodiesterasa III: (Aumentan el AMP cíclico); Amrinona, Milrinona.

–Aumentando la sensibilidad de proteinas contráctiles por el Ca++. Levosimedan.

Mejorando el rendimiento hemodinámico:

–Diuréticos.

–Vasodilatadores venosos; Nitroderivados ( Nitroglicerina).

–Vasodilatadores arteriales; Minoxidil.

–Otros vasodilatadores; Bloqueantes α1, IECA, ARA II, Bloqueantes de canales de Ca++.

–β-Bloqueantes; solo en leve o moderada insuficiencia cardíaca. Metoprolol.

-Inhibiendo ciertas encima relacionada con el colesterol «malo». Estatinas (Atrovastatina como Atozet®Prevencor®Cardyl®, Zarator®), (Crestor®).Contra la encima HMG-CoA reductasa; Pravastatina®, Pitavastatina (Alipza®).

*Existen fármacos para aumentar la resistencia de los vasos y disminuir su permeabilidad. Son utilizados ante insuficiencia venosa crónica y como antivaricosos; Diosmina con hesperidina ( Daflon® 500)